Saturday, 30 January 2010

Desde mi alfombre magica, mi cesped es morado, pero todo se disuelve, se deshace, hemos visto el atardecer muriendose pero lo hemos olvidado, y ahora esta muerto y perdido en nuestra memoria. Qué decir, hace viento artificial y las gotas de lluvia son de plastico, hemos perdido el submarino número 23 y ahora toca volver andando a casa. Se me pegan los pies al barro y no puedo caminar, observo con una mirada repulsiva todo lo que antes miré con ojos abiertos. ¿Y qué si ya no importa? ¿otra vez, que mas da? se borra facilmente. Punto y aparte. Se borra.

No comments:

Post a Comment